miércoles, 14 de octubre de 2009

despedida en la pared


Y fue que al fin estaba yo y no estaba ella. Quedaba media cama fría, como no era antes, ocho, doce horas antes. Como no era cuando se quedó con mis ojos y mi nombre. Yo, un ejecutivo simplón al que le aburre querer y sueña con las mujeres que aparecen en las fotos de los paquetes de medias pantys, me encontraba en bolas y en medio de este instante de ausencia absoluta con un recuerdo canalla.
El ambiente frío se colmó de asombro con aquellas palabras escritas sobre mi pared con carboncillo violento y caligrafía crispada. Recorrí el trazo con mis dedos que en mí dictaba:

extraño es el halo de mi ruina
su pendiente violenta
aclimatando incertidumbres
de valor ausente
quebrando lo erguido
lo que no me pertenece

extrañas son pesadilla y palidez
peculiaridades sombrías
en calles de almas disueltas
donde el color químicamente impuro
se publicita y se vende.

todavía de noche
mi voz arde.

M.

Pensé en cubrirlo de pintura, pero luego dije- no será el mejor recuerdo pero al menos no se ve mal.
Cuando me fui a dormir mi cama todavía olía a ella.

...

8 comentarios:

  1. Ya sean recuerdos malos o sean buenos todos nos sirven para continuar por está senda que nos toco vivir, saludos

    ResponderEliminar
  2. Los olores nos trasmiten muchas sensaciones. Suerte.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y si tuvieras que elegir entre la modelo del paquete de pantys y la que dejó el olor en tu cama?

    Yo tampoco hubiera pintado sobre esas palabras...

    Besos tibios, Señor de los Cajones...

    ResponderEliminar
  4. con litro de pintura encima, sería igual.

    ResponderEliminar
  5. Ese olor siempre te recordara a ella, incluso cuando el tiempo borre las palabras de la pared.

    Besos.

    Lunna.

    ResponderEliminar
  6. "Pensé en cubrirlo de pintura, pero luego dije- no será el mejor recuerdo pero al menos no se ve mal." (almenos trataste de ser practico...)
    "Cuando me fui a dormir mi cama todavía olía a ella." (algunas veces ser practico tampoco funciona)
    Saludos.

    ResponderEliminar