sábado, 19 de febrero de 2011

5:25


(todavía oscuro)
Respiras a infinitos milímetros de mi frecuencia. Hay algo que flota en el espacio, como un vocablo  activo que se materializa con la humedad, que aunque imperpceptible, me paraliza ante la mortaja de tus ojos. Estática.
Algo flota en el espacio, pero ahora en off no lo puedes sentir.

Observo ese delicado telón. Pienso si esos cristales oscuros llegan a ver el interior, la fina textura de piel que los cubre y todo lo que tiene escrito encima.
Tic-Tac.
Colores en el cielo. Pantone  de código desconocido. Cuando aire se altera, el alma abre los ojos.
Durmiendo a infinitos milímetros de mi frecuencia no soy  pasajero; solo un receptor. Ese Trip inerte es tan placentero que nunca pude despegar. Mantuve paralizado esta condición de consciencia horizontal. Y la droga, la dulce droga que me quitó el habla emigró hace 5 horas con todos los mensajes de una vida para ti.
Por suerte amanece
y estás cerca.

...

7 comentarios:

  1. La sensación de un abismo está, otra vez.

    ResponderEliminar
  2. deberías escribir más seguido :)

    ResponderEliminar
  3. Y que muchas veces ni nos damos cuenta del tic tac del paso de su tiempo...

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. con tal que todo pase...en su ritmo perfecto...

    ResponderEliminar
  5. Uyy ya me hacia falta leerte!!! :D

    Saludos y besos

    ResponderEliminar